Contracultura pop | ¿Que en paz descanse?

Prince

Prince era un ser particular, perfeccionista y muy prolífico. Hacía mucha música, pero no la compartía toda. Al parecer, sus herederos están actuando en sentido contrario a sus deseos.

Paisley Park fue, durante muchos años, el cuartel general de Prince. Ahí tenía su estudio, sus oficinas y su casa. En uno de los sótanos, bajo tierra, hay una inmensa bóveda repleta con grabaciones inéditas, amasadas durante su breve —57 años— pero prolífica vida.

Cuando murió, sus herederos se vieron obligados a taladrar la cerradura para acceder a ella. El archivista que contrataron declaró que encontró suficiente música como para publicar un disco al año de material nuevo de aquí a fin de siglo, que si las cuentas no me fallan, son 82 años.

Lo primero que el mundo escuchó de esta música oculta llegó como parte de la reedición de su disco más importante, el Purple Rain. Esta incluye una importante cantidad de canciones que el público en general no conocíamos, además de remixes y lados B, pertenecientes a la época en la que Prince hizo este disco y su película. Lo que me resultó más impresionante fue descubrir que muchas de las canciones desechadas que apenas se daban a conocer eran tan buenas como las nueve que forman la primera publicación del álbum. ¿Por qué decidió el geniecillo de Mineápolis guardarlas? ¿Qué intenciones tenía? Quizá no los sabremos nunca.

Hace algunas semanas empezó a rolar en las plataformas musicales otro de los descubrimientos de la bóveda: la versión de estudio de “Nothing compares 2U” cantada por su compositor Prince. La pieza fue escrita originalmente para uno de los grupos que orbitaban a su alrededor, The Family, y tuvo poco éxito. La siguiente grabación, a cargo de Sinead O’Connor, fue un macanazo. Número uno en todo el planeta. Después aparecieron algunas versiones interpretadas por su autor, pero todas grabadas en vivo. Sobre la que conocimos hace poco, insisto, hecha en el estudio de grabación, muchos no sabíamos ni que existía. Obviamente a los fans de Prince nos emociona mucho que se comparta, pero obliga de nuevo a hacer preguntas. ¿Quería Prince que la escucháramos o por algo la mantenía privada?

Viene más música de Prince en camino. Recientemente se anunció la alianza entre el servicio musical Tidal y sus herederos. El primer disco resultado de este acuerdo se dará a conocer en 2019, y de acuerdo con los reportes, el dueño de Tidal, el gran Jay-Z, estará a cargo de la selección de canciones. No dudo que un tipo con su talento y su sensibilidad logrará algo por lo menos interesante. Pero es inevitable pensar si eso era lo que realmente quería Prince que pasara con su música. Podría parecer que los herederos no están tomando en cuenta su voluntad y que solo están pensando en el beneficio propio. Por ejemplo, contra el pesar de todo mundo, Prince era enemigo de compartir su música en los canales de streaming, en YouTube, y tras su muerte, podemos encontrarla en cualquier lugar. Por un lado, está increíble para los que queremos oír su música a toda hora y en donde sea, pero ciertamente no eran sus deseos. Sospecho que algo parecido sucede con la música que se publicará constantemente. ¿Algún día lo dejarán descansar en paz?

Compartir
Artículo anteriorNuevas formas de taquear
Artículo siguientePor qué McDonald’s sí
Rulo ha trabajado como locutor y programador en estaciones de radio como Radioactivo y Reactor. Ha sido director editorial del periódico Frente. Actualmente conduce el podcast llamado "La edad media" en la plataforma Convoy.