La extorsión se arraiga en Jalisco

MÉXICO, D.F., 08MARZO2014.- Ifetel ordenó a las subsidiarias de América Móvil, Telmex y Telcel, compartir su infraestructura con sus competidores, desagregar su red y atender diversas medidas asimétricas en materia de interconexión, roaming y comercialización de servicios. FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Alejandro Velazco.- “Tía, ¿cómo está?”, fueron las primeras palabras que Helena escuchó el día que fue víctima de extorsión telefónica. Helena tiene 60 años de edad, y un delincuente se hizo pasar por un sobrino que venía de Estados Unidos. Como ella, más de 550 personas han sufrido de este delito en diferentes modalidades.

“Saludarme fue lo primero que hizo, después, no supe cómo, me fue sacando información, hasta que me preocupé y le hice el depósito que me pedía. Después me dio mala espina, le llamé a su casa en Los Ángeles, y me contestó. Todo había sido una farsa y yo perdí cinco mil pesos”, relata. Ella hizo la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado de Jalisco.

La extorsión telefónica, a través de redes sociales o a comercios establecidos es uno de los delitos que más se registran en el estado, su tasa de incidencia por cada 100 mil habitantes creció en más del 50 por ciento de 2005 a 2015, y la entidad ya ocupa el primer lugar nacional.

Según la Fiscalía General del Estado de Jalisco, el tipo de extorsión más común es en el que el delincuente engaña a la víctima haciéndole creer que un familiar está secuestrado, en peligro o que están vigilando su vivienda. Ante el miedo, la víctima es forzada mediante violencia psicológica a hacer depósitos bancarios, que van a parar a manos de los delincuentes.

En otros casos, finge ser un familiar para obtener información y pedir un depósito bancario. También, dueños de establecimientos comerciales son víctimas al obligárseles a pagar una cuota con tal de que un supuesto grupo delincuencial los deje trabajar en paz.

A nivel nacional, este tipo de delitos generan pérdidas por 13 mil 500 millones de pesos anualmente, y aunque el gobierno de Jalisco presume que se ha logrado evitar el pago de 242 millones en lo que va del año gracias a las campañas y operativos que ha realizado, los números van al alza.

Se estima que el 95% de las llamadas de extorsión provienen del interior de centros penitenciarios. En marzo de este año la Fiscalía decomisó 13 teléfonos celulares en el Penal de Puente Grande, así como baterías, cargadores y tarjetas de memoria.

La dependencia inició una investigación sobre la relación de las extorsiones con la presencia de una banda al interior del penal, pero no ha dado resultados al respecto.

En lo que va del año se han registrado 511 casos de extorsión, cuatro veces más de los registrados en el año 2000; la tasa de incidencia por cada 100 mil habitantes ha aumentado de 2.35 a 6.44 en los últimos 15 años.

Impunidad, la principal razón de que la extorsión aumente

“La principal razón para que se presente este delito tiene mucho que ver con la impunidad”, considera el experto en Seguridad Pública del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente, Guillermo Zepeda Lecuona.

Para el académico, el principal problema radica en que la Fiscalía solamente se enfoca en hacer recomendacione a la población y en realizar listados de números telefónicos que proporcionan quienes son víctimas de este delito, estos listados se mandan a la Ciudad de México a las autoridades federales, y es lo único.

“No hacen operativos, más allá de campañas para hacer recomendaciones a la gente: que cuelgue, que identifique el número…”, explica.

Indica que cuando se han hecho estudios de la incidencia de este delito se ve que muchas de las llamadas de extorsión provienen de los centros penitenciarios, y no solamente de Jalisco,  sino también de Tamaulipas y Baja California, “y aunque es considerado como de alto impacto no tiene la atención que correspondería”.

¿Qué recomienda la Fiscalía?

La extorsión se presenta al recibir una llamada en estas modalidades:

Un supuesto pariente en problemas con la autoridad y solicita ayuda mediante la compra de tiempo aire.

Una llamada en la que se afirma que un pariente sufrió un accidente y solicita ayuda mediante la compra de tiempo aire.

Un supuesto policía asegura que posee una orden de aprehensión en su contra y solicita una suma de dinero para desaparecer dicha orden.

Una llamada en la que se asegura tener un pariente secuestrado y que sólo lo liberarán si pagas una suma de dinero.

Los delincuentes a través de ruidos de fondo en la llamada, nos hacen creer que es cierta la situación que se vive, pero todo es ficticio.

Medidas de prevención
para el fraude telefónico:

Duda si te llega un mensaje en donde se te señale como ganador de un premio.

Si tienes dudas respecto algún premio, consulta la pagina juegosysorteos.org de la Secretaría de Gobernación

Medidas de prevención para
la extorsión telefónica:

Evita dar información por cualquier medio, teléfono, encuestas, etc.

Educa a los niños para que al contestar no den información.

Manten comunicación constante con tus familiares y seres queridos.

Que hacer en caso de recibir
una llamada sospechosa:

Manten la calma.

Escucha con atención.

Cuelgua.

Trata de ubicar al familiar involucrado.

Denuncia al teléfono 089

Qué se debe hacer en caso
que seas victima de este delito:

Denunciar el fraude al 089 o 066.

Acudir a las oficinas de la Fiscalía Central del Estado, ubicadas en calle 14 número 2567 planta baja, entre las calles 3 y 5 de la Zona Industrial. Teléfono del conmutador 38376000 y fuera de la zona metropolitana 018006409298.

Acudir con identificación oficial y los documentos que acrediten el fraude y/o la extorsión (tarjeta de celular, fichas de depósito, étc.).