Jóvenes adoptan anticonceptivos

Más por más Gdl.- Entre los años 2009 y 2014 hubo un incremento de 0.5 por ciento en el uso de anticonceptivos en la población de mujeres en general con vida sexual activa, pero entre adolescentes –desde 15 y hasta 19 años– aumentó 47 por ciento en Jalisco, afirmó Ariel Campos Lozada, secretario técnico del Coesida, al anunciar la Jornada de Bioética y Sexualidad: Derecho a la salud sexual y reproductiva de las y los adolescentes, que tendrá lugar con motivo del Día Mundial y Estatal de la Salud Sexual, en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).

De acuerdo con un análisis hecho por el Instituto de Información Estadística y Geográfica (IIEG) de Jalisco, con datos del Consejo Nacional de Población (Conapo), la tasa de fecundidad entre este grupo de edad descendió. En 2009 hubo alrededor de 76 nacimientos por cada mil adolescentes del sexo femenino entre 15 y 19 años; en 2014, disminuyó a 69 por cada mil adolescentes. El decremento se debió, en parte, a los trabajos interinstitucionales para promover la salud sexual entre sectores claves de la sociedad civil.

Campos Lozada enfatizó que de 2011 –año en que surgió la Mesa de Educación Integral en Sexualidad– a la fecha se han capacitado aproximadamente cinco mil personas de sectores educativos, trabajadores de la salud y ciudadanos para incrementar los conocimientos y habilidades técnicas en relación con la educación e impartición de la salud sexual.

En cuanto a las enfermedades de trasmisión sexual, Jalisco destaca con una prevalencia baja de infección por VIH, con una relación de dos a tres personas por cada mil habitantes. La mortalidad por Sida ha disminuido considerablemente, resultado de diagnósticos más tempranos, atención adecuada, además de la prolongación y estabilización de las vidas de los afectados.

Resaltó que entre la población adolescente, las enfermedades más comunes de trasmisión sexual son infecciones por virus de papiloma humano, sífilis, gonorrea, clamidiasis, chancro blando y, la menos común de todas, la infección por VIH.

Señaló que hay barreras para el acceso a anticonceptivos e identificación temprana de enfermedades de trasmisión sexual, consejería y tratamiento, ya que se tiene la idea de que el menor de edad debe ir acompañado de sus papás. Sin embargo, no es un requisito indispensable.

De acuerdo con la Norma oficial mexicana, publicada en agosto de 2015, enfocada a la salud del grupo entre los 10 y 19 años de edad, las personas que tengan posibilidad de haber adquirido una enfermedad de transmisión sexual, incluyendo la infección por VIH o haber desarrollado Sida, deben recibir la consejería necesaria acompañados de su padre, madre o tutor, o puede elegir recibir los servicios de consejería sin este tipo de acompañantes.

La Jornada de Bioética y Sexualidad: “Derecho a la salud sexual y reproductiva de las y los adolescentes” tiene este año el lema “Salud sexual para una sociedad más justa”; tendrá lugar en el auditorio de Fisiopatología, ubicado en el tercer nivel del edificio Q, del CUCS. Habrá tres paneles con los siguientes temas: “Salud sexual para una sociedad más justa”, “Bioética y sexualidad” y “Salud sexual y adolescencia en Jalisco”.