CityDrive y Uber podrían operar bajo regulación

Manifestación de usuarios de Uber, afuera de palacio de gobierno. Foto: Héctor Jesús Hernández;

Más por más Gdl.- En la ciudad de Guadalajara existen 12 mil 48 permisos para taxis de sitio, de estos, según la página de la Secretaría de Movilidad de Jalisco, al menos la mitad estaría trabajando con el permiso vencido.

Por otra parte, la empresa Uber cuenta actualmente con tres mil vehículos prestando el servicio de transporte privado, mientras que CityDrive tiene 256, estas son aplicaciones móviles que contactan a un cliente con un chofer privado, sin ser taxis de sitio.

La llegada de estas empresas a la ciudad provocó el descontento de los miles de taxistas de sitio, afiliados a la Confederación de Trabajadores de México, del Partido Revolucionario Institucional, quienes emprendieron manifestaciones en contra de los choferes de Uber y CityDrive.

Por ello, la Secretaría de Movilidad encargó un estudio sobre la situación de los taxis y los servicios de aplicaciones móviles, en donde se concluyó que los usuarios tienen el derecho a elegir el medio de transporte que más les convenga, y avala que el gobierno de Jalisco presente al Congreso una iniciativa para la regulación de Uber y otras empresas que funcionen de manera similar.

El Instituto de Movilidad sugiere en el estudio para el registro de este tipo de empresas, el pago de derechos, reportes operativos y bases de datos de las mismas, seguros de cobertura amplia para el viajero y el chofer, así como el cumplimiento de las obligaciones laborales.

Mario Córdova España, director general del Instituto de Movilidad, dijo que los choferes que trabajen como socios de estas empresas tendrían la obligación de contar con una licencia de chofer para esta nueva modalidad, registrar su vehículo y éste debería contar con una identificación discreta, además de que no requerirían permiso, sino una autorización.

“Tenemos que aceptar el nuevo contexto tecnológico; creemos que el usuario tiene el derecho de elegir el medio de transportarse y este es el caso que puede generar mayores alternativas de movilidad”, dijo.

El estudio arrojó que diariamente hay una demanda de 302 mil 106 viajes en  carro de alquiler, de los cuales 208 mil 44 son en taxi tradicional, 38 mil732 en Uber, tres mil 320 en CityDrive y 45 mil 925 en mototaxi.

Entre otros, la evaluación del servicio incluyó el precio, condiciones del vehículo, seguridad y trato del conductor, así por ejemplo los usuarios de taxis convencionales calificaron el servicio con un 7.6 sobre 10; los ejecutivos con un 9.6, mientras que los usuarios de los tradicionales calificaron a los ejecutivos con un 9.5 y los ejecutivos a los convencionales con un 6.3.