Chapalita en resistencia; cancelan Grito en la Glorieta

Cancelan grito de la colonia Chapalita

Más por más Gdl.- La Asociación de Colonos Residentes Chapalita decidió cancelar la ceremonia del grito de Independencia que desde hace 20 años se realiza en la Glorieta Chapalita. Esto como protesta ante las autoridades que permitieron la demolición de la Casa Aguilar (que tenía valor patrimonial) para posteriormente construir un desarrollo inmobiliario.

En distintas vialidades y en la misma glorieta hay lonas en las que se notifica a los vecinos lo siguiente: “Hacemos de su conocimiento la cancelación del festejo de la ceremonia del tradicional Grito del 15 de septiembre, el cual patrocina año con año la Asociación de Residentes de Chapalita, como un acto de protesta ciudadana frente al atropello que estamos siendo víctimas, del silencio del ayuntamiento de Guadalajara y la indebida autorización del TAE al autorizar la edificación de un desarrollo inmobiliario frente a la Glorieta Chapalita (Av. Guadalupe 1001), un hotel (104 departamentos, oficinas y comercios), poniendo en grave riesgo el patrimonio y la sustentabilidad de la comunidad que por más de 73 años ha sostenido a Chapalita gracias al apego y cariño y al pago oportuno de las cuotas de todos nuestros colonos”.

El arquitecto Carlos Sánchez, gerente general de la Asociación, explica que llegaron a esta decisión luego de que la sexta sala del TAE, presidida por el magistrado Alberto Barba, “generó un derecho al propietario a través de una positiva ficta para la demolición de la finca y para la construcción de 109 departamentos, oficinas, comercio y plaza comercial frente a la glorieta”.

Lo preocupante de esta resolución es que a la colonia Chapalita “nos deja en una situación complicada porque nosotros como vecinos somos los que prestamos los servicios públicos, y un desarrollo de esta envergadura nos echa abajo la sustentabilidad que hemos mantenido durante 73 años. Somos incapaces de prestar los servicios, porque tenemos recursos escasos especialmente en lo hídrico”.

Para el arquitecto, el ayuntamiento de Guadalajara no se ha defendido legalmente como debería y no hizo lo conducente para resguardar una casa patrimonial como lo era la Casa Aguilar.

Carlos Sánchez explica que la colonia Chapalita es autosuficiente desde que se creó, pues los colonos se hacen cargo de la recolección de basura, el alumbrado, el abasto del agua, el cuidado de los árboles. “Estábamos lejos de Guadalajara y las redes de agua no alcanzaban a abastecernos. Desde entonces hemos mantenido el equilibrio para la sustentabilidad de los 17 mil o 18 mil habitantes que viven aquí de manera permanente, más unas 20 mil personas flotantes que visitan hoteles, que son alumnos de colegios, empleados de negocios, y hemos logrado el equilibrio a través del ahorro en cada domicilio. Y proyectos como los que pretenden construir nos provocaría sobreexplotar los pozos que tenemos concesionados”.

La Asociación de Colonos ya ha interpuesto recursos legales como juicios de garantías y de amparo contra el desarrollo que se pretende construir frente a la Glorieta Chapalita.

La Casa Aguilar era representativa del Movimiento Moderno Funcional de Guadalajara y era considerada de valor artístico relevante. La demolición se realizó en julio pasado.