Canícula impactará la producción en el campo

PUNGARABATO, GUERRERO, DE LA REGION DE TIERRA CALIENTE, 15AGOSTO2015.- Ganaderos y productores de granos básicos de la Tierra Caliente anunciaron protestas y bloqueos, para demandar la declaratoria de desastre por la pérdida de cultivos a causa de la sequía, pronostican problemas sociales y carencia de alimentos. El seguro catastrófico es una dadiva de 1500 pesos por hectárea, cuando invierten entre ocho y diez mil por cada una. FOTO: JOSÉ I. HERNÁNDEZ /CUARTOSCURO.COM

Más por más Gdl.- Durante este 2015, el fenómeno natural de la canícula ha sido más agudo, lo que probablemente ya afectó a los agricultores jaliscienses.

Investigadores del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la Universidad de Guadalajara señalan que aún no concluye el ciclo agrícola, pero el registro de pocas lluvias durante agosto puede estar afectando el rendimiento de algunos cultivos, mientras que otros están por perderse.

Los efectos de la canícula dependen del inicio del temporal de las lluvias y otros factores a macro escala como los fenómenos de El Niño o La Niña y las manchas solares. Durante este año, las partes más afectadas por esta situación han sido las zonas Norte, Altos Norte y la Ciénega de Jalisco.

Héctor Magaña Fernández, meteorólogo del IAM, explica que este año se agudizaron los efectos de la Canícula a causa del fenómeno El Niño, que desde mayo habían advertido que se presentaría durante los primeros días de agosto. “Esos siete u ocho días con ausencia de lluvia se ampliaron a trece o catorce, que no afectan al citadino, pero sí al campesino, porque estresa mucho sus plantas”.

Por el rumbo de Autlán de Navarro, la canícula se sintió aún más, y en los municipios de la región Valles, desde junio se registró menor precipitación de lo normal, situación que se complicó aún más con la llegada de la canícula. En la Zona Metropolitana de Guadalajara es donde se dieron la mayor parte de las lluvias de temporal, y en la parte media de Los Altos y del Sur.

Los académicos del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y otros especialistas consideran que El Niño podría seguir afectando en los próximos dos meses, hasta 2016. Y este 2015 fue muy particular, porque a pesar de tener el fenómeno del Niño, éste fluctuó por la influencia de La Niña, lo que modificó los días de lluvia.