Celebrar el vino mexicano

Nación de Vinos 2018

Con el tiempo, los mexicanos hemos ido reconociendo la calidad de nuestros vinos y el mundo está volteando a ver qué pasa en nuestro país en cuestión vinícola. Ello detonó la creación de Nación de Vinos 2018.

Por Pablo Mata Olay (@pispiration)

Nación de Vinos necesitó una sola edición (en 2016) para que se considerara el evento de vinos del país. Después de dos años llenos de buenas noticias en la industria vitivinícola, regresa en su renovada edición 2018 con más de 80 bodegas de los estados productores de vino en México, además de invitados de Australia. Todos harán presentaciones de etiquetas y, por supuesto, degustaciones. Digamos que es el equivalente al Comicon de San Diego para los especialistas del vino.

El momento del vino mexicano

Muchas razones hacen de Nación de Vinos un gran momento para el vino mexicano. “De la versión de 2016 aprendimos mucho —cuenta Valentina Ortiz Monasterio, organizadora del evento—. Pasamos de 50 a 85 bodegas presentes y de seis a 10 restaurantes. El crecimiento de la industria es evidente. El vino mexicano ya es el favorito en mesas y cavas del país, y podemos decir que el futuro es muy prometedor.”

Tiene razón. Según datos de 2016 del Consejo Mexicano Vitivinícola, se producen más de 19 millones de litros de vino mexicano, lo que representa algo así como 220 millones de dólares. Desde el año 2000, el consumo per cápita ha crecido más de 184 por ciento y sigue al alza.

La iniciativa de Nación de Vinos 2018 es acercar esta bebida al público mexicano para beneficiar a los eslabones involucrados, desde los productores hasta los consumidores. La profesionalización alrededor del vino ha beneficiado a muchas personas, como a Pablo Mata, sommelier que trabajó en Pujol y que ahora es Head Sommelier en la distribuidora Vintage. “Este es el momento perfecto para conocer más sobre el vino mexicano —dice—. Están las bodegas históricas y nuevas propuestas y hay muchos enólogos dispuestos a resolver dudas”.

Pablo cree que es importante apoyar eventos como este, pues “el vino es un gran motor de la economía. La distribución, el transporte, la logística, todo lo que involucra esta industria ha sido como encontrar una mina de oro”.

Hay cerca de 32 mil hectáreas de viñedos en México (según Sagarpa), tanto en estados conocidos por sus vinos, como Baja California o Querétaro, como en otros que empezaron hace poco a producir vinos excelentes, como Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí y Puebla. Todos estarán presentes en Nación de Vinos 2018.

“Hay dos razones por las que estamos en el mejor momento de este negocio —comenta Valentina—. Primera: los mexicanos queremos beber vino mexicano. Poco a poco hemos reconocido la calidad de nuestros propios productos y además queremos apoyar a nuestros paisanos. Segunda: el mundo entero está volteando a ver lo que pasa en México. La gastronomía y los vinos mexicanos están de moda y no vamos a desaprovechar la oportunidad de deslumbrar”.

Te recomendamos: Una guía del lado insólito de la CDMX

Lo nuevo en Nación de Vinos 2018

En la versión de Nación de Vinos 2018 habrá muchas actividades, y Valentina y Pablo nos comparten sus recomendaciones:

Valentina recomienda los talleres y las catas, sobre todo las verticales, con añadas de una sola bodega, porque “en catas así puedes conocer la historia completa de una casa de vinos a través del sabor —dice—. Es alucinante”.

Pablo recomienda dar una probadita a vinos como Ezequiel, Monte Xanic, Bodegas de Santo Tomás, Casa Madero, Adobe Guadalupe o Bodegas del Viento, así como no perderse la presencia de leyendas del vino como Hugo d’Acosta, fundador de Vinos Casa de Piedra y uno de los vitivinicultores mexicanos que más ha contribuido a hacer escuela del vino; José Luis Durán, creador del Ícaro, un vino emblema del país, y Phil Gregory, fundador de Vena Cava, casa que hace vinos con base en la sustentabilidad y el reciclaje.

Para tomar en cuenta

Además de las mencionadas catas, quienes asistan tendrán la oportunidad de platicar y preguntarles sus dudas a sommeliers y enólogos mexicanos. Cara a cara.

El evento contará con la presencia de algunos chefs destacados en México: Enrique Olvera, de Pujol; Pedro Evia, de Kuuk; Gerardo Vázquez Lugo, de Nicos; Elena Reygadas, de Rosetta; Alfredo Villanueva, de Paramonte; Tomás Bermúdez, de La Docena; Josefina Santacruz, de Paprika; Mikel Alonso y Gerard Bellver, de Lur; Jorge Vallejo, de Quintonil; Javier Plascencia, de Finca Altozano, y Diego Hernández, de Corazón de Tierra.

Todos ellos propondrán, junto con los productores, los mejores maridajes entre la punta de lanza de la gastronomía mexicana y los mejores vinos nacionales.

El país invitado es Australia, nación que por su ascendencia europea ha cultivado uva desde hace siglos. Traerá propuestas interesantes desde el hemisferio sur.

Valentina Ortiz Monasterio afirma que todo parece estar listo para que este evento pase de ser bianual a anual, además de tener sede en otros lugares del país. Esperemos que suceda pronto.

Nación de Vinos 2018 será en el Infield del Hipódromo de las Américas el 13 y 14 de junio a partir de las 16 horas. Se trata de un evento por invitación. Más información: naciondevinos.com.mx.

También lee: El maíz que merecemos