Back to office sobre ruedas

Los chilangos perdemos hasta cuatro horas en traslados de casa al trabajo. Aquí, algunos tips para hacer más eficientes tus trayectos

Transportarse en la CDMX es complicado sin importar si viajas en auto particular o en transporte público. La mitad de los chilangos pierde hasta cuatro horas al día en el transporte, y lo peor es que los trayectos son solo para ir de la casa al trabajo y de vuelta, según la Encuesta Origen Destino 2017, del Inegi.

Los resultados son contundentes: cualquier día de la semana se realizan 34.56 millones de viajes en la Zona Metropolitana del Valle de México, de los cuales solo la tercera parte, 11.15 millones, se realiza a pie.

Del total de traslados que se realizan para ir al trabajo, 36.6% duran hasta media hora; 58.1% tardan de 31 minutos hasta 2 horas, y 5.3% requieren más de 2 horas.

Al momento de regresar a casa, 55% de los viajes duran menos de 30 minutos; 40.7% tardan de 31 minutos a 2 horas, y 3.8% se prolongan por más de 2 horas.

Según la encuesta, tres de cada cuatro viajes se hacen en combi o en microbús, mientras que el Metro es el segundo medio de transporte preferido por los capitalinos.

En el caso de los automóviles particulares, el documento establece que hay 3.05 millones de autos en la Zona Metropolitana. Eso significa que en 53% de los más de 5.9 millones de hogares del Valle de México se dispone de al menos un coche.

Sobre ruedas

El uso de la bicicleta se ha popularizado en los últimos años al punto de que, en 2017, se realizaron en promedio 700 mil viajes al día en dos tipos de modalidades: bici propia o mediante servicios de renta, como Ecobici, VBike, Mobike o Dezba.

Hoy, Ecobici opera en 55 colonias y tiene una suscripción anual de $439, con la cual tienes trayectos ilimitados al día, pero cada uno de los viajes debe durar como máximo 45 minutos o serás acreedor a un cargo adicional que dependerá del tiempo que te tardes en regresar la bici. Además, Ecobici también cuenta con bicicletas eléctricas que operan en 13 colonias de la CDMX.

Otra opción para trasladarte en bici son las de color gris con naranja, las de Mobike, sistema que comenzó a operar en marzo pasado con la novedad de que no tienen estacionamientos para sus unidades.

Este sistema opera a través de una app, disponible para Android e iOS, y tiene un costo anual de $399 que se cargan a una tarjeta de débito o crédito. Por el momento esta opción solo está disponible en Polanco.

La tercera opción son las bicis verdes de VBike. Para usar este servicio, el usuario debe descargar la aplicación disponible en las tiendas de Google y Apple, crear una cuenta, realizar un pago y buscar la unidad más cercana en el mapa.

Si se trata de un viaje sencillo con una duración máxima de una hora, tendrás que pagar $10 con tu tarjeta, pero también puedes pagar una membresía mensual de $49, una semestral de $229 o una anual de $399.

La última opción de bicis compartidas es la de Dezba, que pone a tu disposición unidades eléctricas que encontrarás en banquetas y espacios públicos de Paseo de la Reforma, así como en las colonias Juárez, Cuauhtémoc, Roma y Condesa.

Este servicio cuenta con dos planes: el primero requiere un pago inicial de $100 y uno adicional de $20 por cada viaje de hasta 30 minutos que realices. La segunda opción es pagar una suscripción mensual de $199 al mes, con la que podrás realizar viajes de hasta 45 minutos sin costo extra.

Si lo tuyo es estar al último grito de la moda incluso en el tipo de transporte que utilizas, ya puedes rentar scooters eléctricos en la CDMX. Solo tienes que descargar la app Grin, registrarte y buscar si hay patines disponibles cerca. El costo por usar uno de estos patines es desde $15, y los únicos requisitos son ser mayor de edad y contar con una tarjeta de crédito o débito. El inconveniente de este servicio es que por ahora solo está disponible en las colonias Condesa y Roma.

Movilidad inteligente

Con el fin de planificar mejor tu trayecto, ahorrar tiempo y, sobre todo, no pasar malos ratos, utiliza alguna de las apps para moverte en transporte público.

Si vives en el Estado de México o en la periferia de la CDMX, sácale provecho a Jetty, una especie de taxi colectivo pero con vagonetas que cuentan con wifi y son seguras. Para usar esta opción, lo único que debes hacer es reservar tu viaje, llegar al punto de abordaje y pagar con tu tarjeta de crédito o débito. Los viajes cuestan $49 y van de Aragón o Narvarte a Santa Fe, y de Cuautitlán y Satélite a Polanco.

Con Moovit puedes elegir la vía más rápida, ya que te dice cómo transportarte en Metro, Metrobús, Tren ligero, Suburbano, Ecobús, Pumabús, Circuito Bicentenario y otras rutas. Lo mejor de todo es que la puedes usar en modo offline, para no gastar datos.

HERE WeGo es otra opción. Esta app permite que el usuario pueda elegir varios tipos de transporte, muestra la hora estimada de llegada y te manda alertas en caso de que haya algún retraso en la ruta que elegiste.

Por último, puedes usar la vieja confiable: Google Maps. Ofrece varias rutas para autos particulares, taxis, caminando, en bici o en transporte público. Además, podrás conocer las rutas de camiones, las líneas de Metro o Metrobús y el tiempo aproximado de llegada. ¡Feliz y eficiente regreso a la oficina!