Las caras de Frida

Faces of Frida
Foto: Getty Images

Para muchos, hoy hablar de la fascinación que provoca Frida Kahlo es un cliché. Pero el poder de la pintora sigue radicando en la emoción que se siente, por ejemplo, al pararse frente a Las dos Fridas. O entrar a su casa y tener la sensación de que en cualquier momento va a salir de su cuarto o de la cocina. Porque todos, de una u otra forma, conocemos su intimidad y nos da un sentido de pertenencia que notamos cuando encontramos su autorretrato con Fulang-Chang en el MoMA.

Frida es quizás la mexicana más conocida alrededor del mundo, y aunque muchos, en plan de críticos de arte, opinen que “pintaba de la chingada”, la nueva nota respecto a ella es que la enorme plataforma de Google Arts and Culture tiene en la mexicana su más ambicioso proyecto, Faces of Frida, que incluye hasta 800 piezas, entre obras de arte, cartas, fotografías, objetos personales y su diario. Unos números para entender su dimensión: siete años duró el trabajo colaborativo que involucró a 33 personas de siete países diferentes. Incluye también 60 exposiciones digitales que se pueden visitar por medio de Google Cardboard, una experiencia en realidad virtual.

Las imágenes del archivo se tomaron con la Google Art Camera que, con hasta 10 millones de pixeles, asegura preciso detalle de las obras. Obviamente, Faces of Frida también incluye reseñas de expertos y curadores.

Frida Kahlo Art GIF - Find & Share on GIPHY

Dato curioso: en la plataforma se van a encontrar una interpretación del trabajo de Frida a través de un video que protagoniza Ely Guerra, donde se presta a que la artista Alexa Meade la pinte con óleo de la cabeza a los pies. “Cuando soy real y natural, soy como Frida”, apunta la cantante, y a lo largo del video entendemos que el mensaje es que cuando se desarrolla una personalidad propia, se alcanza la autenticidad. Esto también fue un legado de Frida, quien logró encontrarse e interpretarse a través de su arte, junto con sus convicciones políticas y de vida. Dicen que cuando Diego Rivera la iba a presentar a alguien, advertía: “Te vas a enamorar de ella”. Y si los biógrafos no mienten, nunca se equivocó. Aprovechemos que nosotros podemos ver la mayoría y sin tener que hacerlo a través de una pantalla.

También te puede interesar: Fotogalería | América, tierra de jinetes. Del charro al gaucho, siglos XIX a XXI